Síguenos en la red

Cositas de fútbol

¿Por qué hay tanta gentuza alrededor del fútbol?

Publicado

el

Violencia en el fútbol

“Los impresentables ven que el fútbol, demasiadas veces, alimenta su deseo de seguir siendo gentuza”

Gentuza en el fútbol. Durante los disturbios ocurridos antes del encuentro disputado entre el Athletic de Bilbao y el Spartak de Moscú fallecido un ertzaina (llamado Inocencio Arias, que en paz descanse).

Sí, ya sé que se dirá que los ultras rusos eran unos vándalos (y lo son) y que no representan al fútbol, pero lo que es innegable es que este tipo de gentuza venía a ver un partido de fútbol, no uno de rugby o de tenis, y no una obra de teatro o un concierto de ópera. Venían al fútbol.

Mucha gentuza va al fútbol y se encuentra cómoda en él. ¿Por qué? Buena pregunta, ¿eh? Se encuentra cómoda, por ejemplo, porque el fútbol genera rivalidades insanas en las que se ve como (casi) normal que una afición insulte a otra o al árbitro, que se hable de un acontecimiento deportivo como si fuera una guerra, una batalla en la que hay que ganar como sea (como si el resultado de un partido fuera más crucial en la vida de la gente que la solidaridad o que el empleo digno, por poner dos ejemplos).

La gentuza en el fútbol se encuentra cómoda porque en este deporte ven actitudes con las que se identifica: un jugador al que las cámaras cazan insultando a un rival o a un árbitro, otro que finge para ganar en vez de ser honesto (a la gentuza le encanta la falta de honestidad; le encanta pisar la dignidad del otro; le encanta todo lo que no tenga que ver con el respeto y la concordia).

“Que el fútbol no siga siendo un espacio en el que la falta de valores habita placenteramente”

La gentuza en el fútbol y los impresentables ven que este juego, demasiadas veces, alimenta su deseo de seguir siendo gentuza; ven que el fútbol no les da motivos para reflexionar sobre su mísera condición.

Lógicamente, es más cómodo que ir al teatro o al tenis, donde su esencia de gentuza les haría quedar en ridículo, los pondría en una situación en la que la reflexión, por muy gentuza que fueran, tendría que aparecer, y la gentuza odia que la pongan a pensar, que la pongan delante de valores que de verdad merecen la pena.

Inocencio Arias ha fallecido; eso, tristemente, no va a cambiar. Pero, al menos, podemos intentar (pero de verdad) que el fútbol no siga siendo un espacio en el que la falta de valores habita placenteramente. Podemos intentar que sea lo que todo deporte debe ser: una fuente de inspiración para crecer como personas. Podemos intentar que la gentuza, dentro del fútbol, se sienta sumamente incómoda; y hasta, por qué no, que empiece a pensar que quiere dejar de ser gentuza.

0 Valoración (0 votos)
¿Valoración del artículo?0
¿Qué opinan los usuarios? Comenta y deja tu valoración
Ordenar por:

Sé el primero en dejar un comentario.

User Avatar
Verified
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Mostrar más
{{ pageNumber+1 }}
Comenta y deja tu valoración

Cositas de fútbol

Dieguitos y Mafaldas… en el año que Boca Juniors salió campeón en “La Bombonera”

El Seis Doble

Publicado

el

La Bombonera

Música en el fútbol

Dieguitos y Mafaldas es una canción enclavada en el álbum “19 días y 500 noches”, de Joaquín Sabina.

Está inspirada en la relación que tuvo Sabina con Paula Seminara, una argentina que vivía en González Catán (La Matanza) fanática de Boca Juniors. Dicha relación duró mientras él se encontraba en Buenos Aires grabando el disco “Enemigos íntimos” con Fito Páez y se terminó cuando Boca salió campeón.

La letra de la canción hace referencia al equipo de fútbol Boca Juniors, su hinchada “La 12”, su estadio “La Bombonera”, el delantero Martín Palermo y el título Torneo Apertura obtenido en 1998.

Letra de Dieguitos y Mafaldas

Veinte años cosidos a retazos
De urgencias disimulos y rutinas
Veinte años cumplidos en mis brazos
Con la carne del alma de gallina
Veinte años de prí­ncipes azules
Que se marchaban antes de llegar
Veinte tangos de Manzi en los baúles
Veinte siglos sin cartas de papá
De Gonzáles Catán, en colectivo
A la cancha de boca, por laguna
Va soñando, hoy ganamos el partido
La niña de los ojos de la luna
Los muchachos de la 12 más violentos
Cuando la “junan” en la bombonera
Le piden, a la virgen de los vientos
Que le levante a Paula, la pollera
Veinte años de mitos mal curados
Dibujando dieguitos y mafaldas
Veinte vidas hubiera yo tardado
En contar los lunares de su espalda
Le debo una canción y algunos besos
Que valen más que el oro del Perú
Sus huesos son sobrinos de mis huesos
Sus lágrimas los clavos de mi cruz
De González
Alguna vez le harán un monunento
Los de la barra brava a mi “bostera”
Y una ermita, a la virgen de los vientos
Que le levanta a Paul, la pollera
De González Catán a Tirso de Molina qué trají­n

De España a la Argentina, qué meneo

Qué vaivén, qué ajetreo
Qué mareo, qué ruina
Y por culpa de quien?
Del amor de una mina
Y total para que?
Si al final, se rajó con un pibe
Que le prohí­be a mi ex
Ir a verme al gran rex
Cuando estoy de visita
No sea que Paulita se ponga a llorar
Al oí­r su milonga
No sea que a Paulita le de por bailar
Al compás de la conga
Y vuelva enfermita a González Catán
no se reponga
se ponga más loca que lo habitual
Bendita pollera
Menuda bandera para una canción
Y que delantera!
Aquel año Boca salió campeón
En la Bombonera
Ninguna bostera se puede quejar
Aunque le sobre razón si,
Pinta rmeras en el corazón
Y con las caderas
Le toca a Palermo tocar el balón
La doce se altera
Le toca al gallego
Tocar este son
Para una bostera
El año en que Boca salió campeón
En la Bombonera
Dieguitos y Mafaldas

0 Valoración (0 votos)
¿Valoración del artículo?0
¿Qué opinan los usuarios? Comenta y deja tu valoración
Ordenar por:

Sé el primero en dejar un comentario.

User Avatar
Verified
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Mostrar más
{{ pageNumber+1 }}
Comenta y deja tu valoración

Continuar Lectura

Cositas de fútbol

El perro que pasó de figura del fútbol a espantapájaros

El Seis Doble

Publicado

el

El perro futbolista

Un perro futbolista demostró que cuando el fútbol se lleva en la sangre no hay quien lo pueda parar. Tuvo su recompensa…

El perro futbolista | No es la primera vez que un perro se cuela en el transcurso de un partido de fútbol a hacer de las suyas; pero este caso que presentamos hoy es irresistible a la sonrisa y, ¿por qué no?, a la carcajada.

Ocurrió en septiembre del año pasado, en un partido de fútbol de la Superliga Argentina en el que se enfrentaban el San Lorenzo y el Arsenal Sarandi, con victoria de los primeros, aunque el encuentro no se recordará por el triunfo del San Lorenzo, sino por el intruso que quiso demostrar que cuando el fútbol se lleva en la sangre no hay quien lo pueda parar.

Los jugadores de ambos equipos se quedaron estupefactos al ver con qué ganas y habilidad un perro se abalanzó y se puso a regatear y controlar el balón con una técnica más que depurada. Provocó la emoción y el aplauso general de los aficionados que llenaban el estadio.

El perrito Barrios

Los locutores que narraban ese día el partido le pusieron nombre: el perrito Barrios, en honor  a un jugador llamado Nahuel Barrios, apodado “el perrito”.

A pesar de querer quitarle la pelota, el perrito tenía muy claro que la posesión del balón es fundamental en un partido, por lo que se empeñó de nuevo en el control del mismo.

La estrella fue entrevistada al finalizar el encuentro. El periodista lamentó la iniciativa de arrancarle unas declaraciones, ya que se quedó sin la espuma del micrófono, confundida posiblemente con una golosina. El perro fue el genio y figura de la noche, sin lugar a dudas.

El perro futbolista que consiguió un empleo

Al demostrar su habilidad y el empeño en la ejecución de su objetivo, el perrito se ganó la simpatía de todos y, además consiguió un empleo; ya que el jardinero del estadio, un tal Julio Duarte, lo incorporó a su escuadrón de diez perros que utiliza para que espanten a los pájaros que vienen a comerse las semillas del césped del campo de fútbol cada vez que éste es resembrado. Además, le faltaba un jugador para su “once”.

El terreno de juego de este recinto deportivo es uno de los mejores del país. Habrá que tener en cuenta a este jardinero y su séquito de perros espantapájaros.

0 Valoración (0 votos)
¿Valoración del artículo?0
¿Qué opinan los usuarios? Comenta y deja tu valoración
Ordenar por:

Sé el primero en dejar un comentario.

User Avatar
Verified
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Mostrar más
{{ pageNumber+1 }}
Comenta y deja tu valoración

Continuar Lectura

Cositas de fútbol

Himnos de equipos de fútbol… Atlético de Madrid, luchan como hermanos

El Seis Doble

Publicado

el

Afición del Atlético de Madrid

Himno del Atlético de Madrid | Himnos de equipos de fútbol. En esta sección vamos a ir recopilando himnos de equipos de fútbol de todo el mundo. Para cualquier hincha, el himno representa un ideal, una identificación plena con los colores, la historia viva de su equipo… Una colección para guardar

Himno del Atlético de Madrid

Atleti, Atleti, Atlético de Madrid,
Atleti, Atleti, Atlético de Madrid,
Jugando, ganando, peleas como el mejor,
porque siempre la afición,
se estremece con pasión,
cuando quedas entre todos campeón,
y se ve frente al balón,
un equipo de verdad,
que esta tarde de ambiente llenará.

Yo me voy al Manzanares,
al estadio Vicente Calderón,
donde acuden a millares,
los que gustan del fútbol de emoción
Porque luchan como hermanos,
defendiendo su colores,
en un juego noble y sano,
derrochando coraje y corazón.
Atleti, Atleti, Atlético de Madrid…

Himno del Atlético de Madrid, versión Joaquín Sabina

Aquí me pongo a contar
motivos de un sentimiento
que no se puede explicar.
Y eso que no doy el tipo
del hincha que rompe piernas
por defender a su equipo.

Para entender lo que pasa
hay que haber llorado dentro
del Calderón, que es mi casa.

o del Metropolitano,
donde lloraba mi abuelo
con mi papá de la mano.

Qué manera de aguantar,
qué manera de crecer,
qué manera de sentir,
qué manera de soñar,
qué manera de aprender,
qué manera de sufrir,
qué manera de palmar,
qué manera de vencer,
qué manera de vivir,

Qué manera de subir y bajar de las nubes,
¡qué viva mi Atleti de Madrid!

Ufarte, Kiko, Juninho, Ratón, Ayala, Pantic, Heredia,
Antic, Levinha, Adelardo, Toni, Simeone,
Grifa, Pereira,
Peiró, Calleja, Ovejero,
tal y tal y un tal cabeza,
Zapatones de Hortaleza,
Ben Barek y Caminero,
Paseo de los melancólicos,
Manzanares cuánto te quiero.

No me preguntes por qué
los colores rojiblancos
van con mi forma de ser.

Ni merengues ni marrones,,
a mí me gustan las rayas
canallas de los colchones.

Mira si soy colchonero
que paso por Concha Espina
como pasa un forastero.

Como los indios okupas
que acampan con sus banderas
en la ribera del Pupas.

Qué manera de aguantar,
qué manera de crecer,
qué manera de sentir,
qué manera de soñar,
qué manera de aprender,
qué manera de sufrir,
qué manera de palmar,
qué manera de vencer,
qué manera de morir,

Qué manera de jugarse en el derby la pelvis,
¡qué viva mi Atleti de Madrid!

Solozábal, Súper López, Rivilla,
Santi, Jayo, Aguilera,
Vavá, Gárate, Mendoça, Futre,
Collar, toma delantera!
Despekan el juego sucio
un par de huevos de Lucio,
gambetas de Rubén Cano,
dos tetas de gran hermano
y un principito heredero
corazoncito de colchonero.

Por la Intercontinental
pide la clase de tropa
otra Recopa en el bar.

Ni perdemos los papeles
ni cambio por mi Neptuno
tu pasarela Cibeles.

Cumpliendo cien años andas
y estás más joven que el niño
que galopa por las bandas.

Y la afición a tu lado
porque es adicta al veneno
del balón envenenado.

Qué manera de aguantar,
qué manera de crecer,
qué manera de sentir,
qué manera de soñar,
qué manera de aprender,
qué manera de sufrir,
qué manera de palmar,
qué manera de vencer,
qué manera de vivir,

Con dinero y sin dinero somos los primeros, 
¡qué viva mi Atleti de Madrid! 

Atlético de Aviación, que pasón,
un siglo de horas de vuelo
dos años en el retrete tras un doblete
rozando el cielo,
volando hasta la buhardilla,
llorando por los rincones,
bajando a la alcantarilla,
acariciando balones,
infartando en la ribera
del Manzanares los corazones.

Qué manera de aguantar,
de crecer,
de sentir,
de soñar,
de aprender,
de sufrir,
de palmar,
de vencer,
de morir,

Qué manera de subir y bajar de las nubes,
¡qué viva mi Atleti de Madrid!
Qué manera de viajar a la gloria gritando,
¡qué viva mi Atleti de Madrid!
Qué manera de decir cumpleaños feliz
y brindar por mi Atleti de Madrid!

 

Historia del Atlético de Madrid

1.1Athletic Club de Madrid (1903-1939)

1.1.1Sucursal con camisetas blanquiazules

1.1.2Primeros títulos oficiales propios, de rojiblanco

1.2Club Atlético Aviación (1939-1947)

1.2.1Acuerdo con el Aviación Nacional

1.2.2Dos Ligas consecutivas en Vallecas

1.3Club Atlético de Madrid (1947-1992)

1.3.1Delantera de Seda y defensa de Acero

1.3.2El Ala Infernal

1.3.3Don Luis Aragonés: de Zapatones a Sabio de Hortaleza

1.4Club Atlético de Madrid S.A.D. (1992-actualidad)

1.4.1El Atleti del Doblete

1.4.2Caída y retorno a la élite europea

1.4.3La era del Cholismo

0 Valoración (0 votos)
¿Valoración del artículo?0
¿Qué opinan los usuarios? Comenta y deja tu valoración
Ordenar por:

Sé el primero en dejar un comentario.

User Avatar
Verified
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Mostrar más
{{ pageNumber+1 }}
Comenta y deja tu valoración

Continuar Lectura
Advertisement